Tecnología Blockchain

Lo que antes era ilíquido, con ARMONICA ahora es 100% fraccionable

ARMONICA está basada en la tecnología Blockchain, la cual permite que un activo tradicionalmente ilíquido sea fraccionado en partes pequeñas permitiendo una mejor gestión del capital de trabajo de las PyMES.

1

Facturas de Crédito Electrónica (FCE)

La reglamentación e implementación de la FACTURA DE CRÉDITO ELECTRÓNICA PYME (Ley 27.440) sumado a la tecnología Blockchain ha permitido convertir dichos activos en bienes de cambio líquidos de manera segura e inviolable.
2

Tokenización

Este proceso se denomina tokenización y es a través del cual se representan activos del mundo real (tangibles o no) en activos digitales Blockchain, en tokens. En el caso de las FCE, a través de un fideicomiso, los activos son tokenizados para su posterior aplicación al pago de obligaciones comerciales o bien a su descuento.
3

Fraccionamiento y granulidad

Esta tokenización implica que un activo tradicionalmente ilíquido sea fraccionado ilimitadamente en partes pequeñas permitiendo mayor granularidad y fraccionamiento de las cuentas a cobrar.
4

Activo seguro y líquido

Lo cual se traduce en mayor liquidez, utilidad y seguridad en el uso de FCE por parte de las PyMES.
1
PyME emite FCE vía sitio de AFIP y solicita transferir la FCE confirmada a su cuenta en ARMONICA
2
Ya en ARMONICA, la FCE es fideicomitida, registrada bajo la Blockchain (“tokenizada”) y asignada en la cuenta (“wallet”) de la PyME.
3
A través de la plataforma, la PyME es libre de aplicar toda o parte de su FCE tokenizada para pagar a proveedores o venderla a descuento a otros miembros de ARMONICA.
4
El Gran Pagador paga la FCE al vencimiento, vía Caja de Valores. ARMONICA distribuye automáticamente el pago entre todos quienes tengan tokens de esa FCE en su cuenta (wallet).
5

Convertí tus FCE en
liquidez inmediata

Armonica © 2020 – Todos los derechos reservados.
🇦🇷 Buenos Aires, Argentina
Se hace saber al público inversor que, conforme lo dispone el artículo 1673 del Código Civil y Comercial de la Nación, el registro de Fiduciarios Financieros no implica que los fideicomisos en los que estos actúen se encuentren sujetos al contralor de la Comisión Nacional de Valores, cuya competencia sólo alcanza a los fideicomisos financieros emitidos bajo el régimen bajo el régimen de la oferta pública.
(1) La inversión en FCI está sujeta a riesgos de inversión soberanos, de mercado, y a otros riesgos, incluyendo la posible pérdida de la inversión. Los rendimientos pasados de los activos no garantizan una rentabilidad futura.